Delicioso pastel de zanahoria: receta fácil para preparar en casa

¿Buscas un postre delicioso y fácil de hacer? ¡Entonces has aterrizado en el lugar adecuado! La tarta de zanahoria es una opción clásica que combina zanahorias dulces con una textura húmeda y esponjosa. Esta receta rinde entre 6 y 8 raciones, por lo que es una opción perfecta para una pequeña reunión con amigos y familiares.

Ingredientes

Para el pastel:
– 1 taza de harina común
– 1 cucharadita de levadura en polvo
– 1 cucharadita de canela molida
– 1 cucharadita de jengibre molido
– 1/2 cucharadita de nuez moscada molida
– 1 cucharadita de sal
– 1/2 taza de aceite vegetal
– 3/4 de taza de azúcar granulada
– 2 huevos grandes
– 1 1/2 tazas de zanahorias ralladas
– 1/2 taza de nueces picadas

Para el glaseado de queso crema:
– 1/4 taza de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
– 4 onzas de queso crema, a temperatura ambiente
– 2 tazas de azúcar glas
– 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Instrucciones

Para el pastel:
1. Precalienta el horno a 350° C. Precalienta el horno a 180°C (350°F).
2. En un bol mediano, bate la harina, la levadura en polvo, la canela, el jengibre, la nuez moscada y la sal. Reserva.
3. En un bol grande, bate el aceite y el azúcar hasta que estén bien mezclados. Añade los huevos de uno en uno, batiendo bien después de cada adición. A continuación, incorpora las zanahorias ralladas y las nueces picadas.
4. Añade los ingredientes secos a los húmedos y remueve hasta que se mezclen. Vierte la masa en un molde redondo de 20 cm engrasado y enharinado. Hornea durante 25-30 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro del pastel, éste salga limpio.
6. Deja enfriar el pastel completamente antes de glasearlo.

Para el glaseado de queso crema:
1. Bate la mantequilla en un bol grande. En un bol grande, bate la mantequilla y el queso crema hasta que quede suave.

2. Añade poco a poco el azúcar glas y el extracto de vainilla, sin dejar de batir hasta que quede suave y cremoso.

3. Extiende el glaseado por encima de la tarta enfriada.

4. Opcional: si lo deseas, puedes añadir nueces picadas por encima.

Sugerencia de presentación

Esta tarta dulce y ácida es ideal para servir como postre con una taza de café o té. También puedes guardar las sobras en un recipiente hermético a temperatura ambiente hasta 3 días o en el frigorífico hasta una semana.

Consejos y trucos

Zanahorias frescas: Para obtener el mejor sabor, utiliza siempre zanahorias frescas al preparar esta receta.

Alergias a los frutos secos: Si tú o tus invitados tenéis alergia a los frutos secos, puedes omitir las nueces o sustituirlas por pasas.

Preparar con antelación: Esta receta es estupenda para preparar con antelación. Puedes hornear la tarta y preparar el glaseado el día anterior y luego montarla y glasearla el día de servirla.

Conclusión

Esta tarta de zanahoria es un dulce clásico y delicioso perfecto para cualquier ocasión. Es fácil de hacer y tiene una textura húmeda y un sabor dulce. También puedes personalizarla añadiendo tus frutos secos o frutas favoritas. ¡Disfruta de tu tarta de zanahoria casera!

Deja un comentario