Receta fácil y deliciosa de pastel de zanahoria: ¡sorprende a todos con este postre saludable!

¿Buscas un capricho sabroso y saludable para sorprender a tus amigos y familiares? Una sencilla y deliciosa Tarta de Zanahoria es la receta perfecta que debes probar. Este pastel dulce y con sabor a nueces es húmedo y decadente, con el equilibrio justo de sabor. Tanto si eres un experto pastelero como un completo novato, podrás preparar este espectacular postre con facilidad y deleitar las papilas gustativas de todos.

Prepara los ingredientes

Para hacer una deliciosa Tarta de Zanahoria, necesitarás una taza y media de harina, una cucharadita de polvo de hornear, media cucharadita de sal, dos cucharaditas de canela, una taza de azúcar, una taza de aceite vegetal, tres huevos, dos cucharaditas de vainilla, dos tazas de zanahorias ralladas y una taza de tuercas. También necesitarás un molde cuadrado o redondo de nueve pulgadas y papel pergamino.

Combina los ingredientes

Precalienta el horno a 350 °F. En un bol mediano, combina y tamiza la harina, la levadura en polvo, la sal y la canela. En un bol grande, bate los huevos y añade el azúcar, el aceite vegetal y la vainilla. Mézclalo todo bien. Añade poco a poco los ingredientes secos a los húmedos y bate hasta obtener una masa homogénea. Añade las zanahorias ralladas y las nueces.

Hornea la tarta

Engrasa el molde y fórralo con papel pergamino. Vierte la masa en el molde y extiéndela uniformemente. Hornea de 35 a 40 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro del pastel, éste salga limpio. Deja enfriar el pastel en el molde durante 10 minutos y pásalo a una rejilla para que se enfríe completamente.

Congela la tarta

Para darle un toque especial a tu Tarta de Zanahoria, puedes cubrirla con un delicioso congelado de crema de vainilla y queso. Para hacer el glaseado, bate ocho onzas de queso crema ablandado y cuatro cucharadas de mantequilla sin sal hasta que quede esponjoso. Añade gradualmente dos tazas de azúcar en polvo, una cucharadita de vainilla y una pizca de sal. Bate hasta que quede suave y cremoso. Escarcha la torta con el escarchado y pon encima un poco más de zanahoria rallada y un puñado de nueces picadas.

¡Sirve y disfruta!

¡Tu deliciosa y sencilla Tarta de Zanahoria está lista para servir! Córtalo en rebanadas y sírvelo con un vaso de leche fría, una taza de té humeante o un café expreso. Todos se asombrarán de tus habilidades reposteras cuando den un bocado a este postre húmedo, con sabor a nueces e irresistible. ¡Que lo disfrutes!

Deja un comentario