Receta fácil y deliciosa de tarta de fresa casera

¿Quién puede resistirse a una deliciosa tarta casera? Las fresas están de temporada y ¡qué mejor manera de disfrutarlas que en una deliciosa tarta de fresas! Si buscas una receta estupenda para hacer una tarta de fresas casera, no busques más. Esta receta fácil y deliciosa te hará cantar sus alabanzas y ¡volverás a por más! Así pues, adentrémonos en cómo hacer esta deliciosa tarta.

Ingredientes:

Para la masa de la tarta:

  • 1 1/4 taza de harina de uso general
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal, fría y cortada en trocitos
  • 1/4 taza de agua helada

Para el relleno de fresas:

  • 4 tazas de fresas frescas, sin tallo y cortadas en rodajas
  • 1/2 taza de azúcar granulada
  • 3 cucharadas de maicena
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Instrucciones:

Para hacer la masa de la tarta:

  1. En un bol grande, bate la harina y la sal.
  2. Añade los trozos de mantequilla fría e incorpóralos a la harina con un cortapastas o dos tenedores, hasta que la mezcla se desmenuce y la mantequilla se distribuya bien.
  3. Rociar el agua helada sobre la mezcla cucharada a cucharada, removiendo con un tenedor hasta que la masa se mantenga unida al presionarla.
  4. Transfiere la masa a una superficie de trabajo enharinada y dale forma de disco. Envuélvelo en papel de plástico y refrigéralo durante al menos 30 minutos.
  5. Precalienta el horno a 220°C (425°F). Sobre una superficie ligeramente enharinada, extiende la masa de tarta para que quepa en un molde de tarta de 9 pulgadas (23 cm). Recorta y ondula los bordes a tu gusto. Pincha el fondo y los lados de la masa con un tenedor.
  6. Hornea la masa durante 10-15 minutos, o hasta que esté dorada. Deja enfriar completamente antes de rellenar.

Para hacer el relleno de fresas:

  1. En un cazo grande, mezcla las fresas cortadas, el azúcar, la maicena y la sal a fuego medio. Cuece hasta que la mezcla hierva a fuego lento y empiece a espesar. Retira del fuego y añade el extracto de vainilla. Deja que se enfríe un poco.
  2. Vierte el relleno de fresas en la masa de tarta preparada.
  3. Refrigera la tarta durante al menos 2 horas antes de servirla.
  4. Servir:

    Sirve la tarta directamente de la nevera, o con una cucharada de nata montada por encima para darle un toque extra. Que aproveche!

    Variaciones:

    Para variar la clásica tarta de fresas, prueba a añadir otras bayas o unas rodajas de melocotón o nectarina para darle un sabor dulce y ácido. También puedes añadir un poco de zumo de limón o una pizca de canela para darle más profundidad.

    Conclusión:

    La tarta de fresas casera es la forma perfecta de celebrar el sabor dulce y ácido de las fresas frescas, y con esta receta fácil y deliciosa, podrás hacer una tarta que encantará a todo el mundo. Tanto si la sirves directamente de la nevera como con una cucharada de nata montada, esta tarta de fresas se convertirá en tu postre favorito. ¡Que aproveche!

Deja un comentario