Receta de kuchen de manzanas: ¡Delicioso postre casero para sorprender!

¿Buscas un postre sencillo pero delicioso para impresionar a tus amigos y familiares? No busques más: ¡el Kuchen de manzana! Este pastel clásico alemán tiene una corteza mantecosa y desmenuzable combinada con manzanas ácidas y dulces, y es fácil de hacer y excepcionalmente delicioso. Sigue leyendo para aprender a preparar un delicioso Kuchen de manzana para tu próxima ocasión especial

Ingredientes

Para preparar un Kuchen de manzana, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 ½ tazas de harina común
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • ⅓ taza de mantequilla fría, cortada en dados
  • 1 huevo grande
  • ¼ de taza de agua fría
  • 3-4 manzanas grandes (peladas, sin corazón y en rodajas)
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de canela molida
  • Azúcar glasé para espolvorear (opcional)
    • Direcciones

      Paso 1: Prepara la corteza

      En un bol grande, mezcla la harina, el azúcar y la levadura. Utiliza un cortapastas o los dedos para incorporar la mantequilla a los ingredientes secos hasta que quede como migas gruesas. En otro cuenco, bate el huevo hasta que esté espumoso y añade el agua fría. Añade poco a poco esta mezcla a los ingredientes secos y utiliza las manos para unir la masa. Forma una bola con la masa, envuélvela en film transparente y refrigérala 30 minutos.

      Paso 2: Preparar las manzanas

      Mientras se enfría la masa, pela, descorazona y corta las manzanas. En un bol mediano, mezcla las manzanas con el zumo de limón, el azúcar y la canela para cubrirlas.

      Paso 3: Montar el Kuchen

      Precalienta el horno a 190°C (375°F). Forra un molde redondo de 9 pulgadas con papel pergamino. Saca la masa fría del frigorífico y extiéndela sobre una superficie ligeramente enharinada hasta obtener un círculo de 11 pulgadas. Transfiere con cuidado la masa al molde preparado y presiónala en el fondo y por los lados. Coloca las rodajas de manzana sobre la masa formando una capa uniforme.

      Paso 3: Hornea el Kuchen

      Coloca el Kuchen en el horno precalentado y hornea durante 35-40 minutos, o hasta que la masa esté dorada y las manzanas tiernas. Sácalo del horno y déjalo enfriar en el molde durante 10 minutos. Espolvoréalo con azúcar glas si lo deseas y sírvelo caliente o a temperatura ambiente.

      Variaciones

      Si quieres probar algo diferente, puedes añadir otras frutas, como peras o melocotones, al Kuchen, o añadir una capa de crumble antes de hornearlo. Otra idea es añadir algunas nueces picadas a la mezcla de manzana para añadir textura y sabor. Las posibilidades son infinitas, ¡así que no tengas miedo de ser creativo!

      Conclusión

      Un Kuchen de manzana es una delicia clásica alemana que sin duda impresionará a tus amigos y familiares. La corteza mantecosa y desmenuzable y el relleno de manzana agridulce son una combinación perfecta, y este postre es delicioso y fácil de hacer. ¿Por qué no pruebas esta receta? Reúne los ingredientes y empieza a preparar hoy mismo tu propio Kuchen de manzana.

Deja un comentario