Deliciosas trufas de chocolate: receta fácil y exquisita

Las trufas de chocolate son una forma barata y relativamente fácil de disfrutar del chocolate gourmet. Estas suntuosas delicias son perfectas para hacer regalos, comidas o simplemente para darte un capricho a ti y a tu familia. Lo mejor es que son mucho más sencillos de hacer de lo que parece. Con unos sencillos ingredientes y un poco de tiempo y paciencia, puedes hacer tus propias trufas de chocolate.

Ingredientes

  • 10 onzas de chocolate semidulce de buena calidad. Cuanto mejor sea la calidad del chocolate, mejor sabor tendrán las trufas.
  • 1 taza de nata espesa. Esto es importante tanto para el sabor como para la textura.
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal. Para aumentar la cremosidad y el sabor.
  • Opcional: 1 ó 2 cucharadas de tu licor favorito. Esto depende totalmente de tu gusto personal. Los licores de chocolate y café funcionan especialmente bien en las trufas.
  • Cacao en polvo. Para espolvorear las trufas.

Direcciones

  1. Rompe el chocolate en trozos pequeños y colócalos en un cuenco resistente al calor.
  2. En un cazo pequeño, calienta la nata espesa y la mantequilla juntas a fuego medio hasta que empiece a hervir a fuego lento.
  3. Apaga el fuego y vierte la mezcla de nata sobre los trozos de chocolate.
  4. Deja reposar la mezcla durante un par de minutos y, a continuación, remueve suavemente con un batidor de varillas hasta que quede suave y cremosa.
  5. Si utilizas el licor opcional, viértelo y remueve para mezclar.
  6. Cubre el cuenco con film transparente y mételo en el frigorífico para que se enfríe durante al menos cuatro horas, o hasta que la mezcla esté lo bastante firme como para formar bolas.
  7. Una vez que la mezcla se haya enfriado, saca una cucharada y haz una bola con ella. A continuación, espolvorea ligeramente las bolas con cacao en polvo y colócalas en una bandeja para hornear forrada de pergamino.
  8. Refrigera las trufas durante al menos una hora antes de servirlas.
    1. Consejos

      Ponte creativo con los sabores

      Si te sientes aventurero, siempre puedes añadir extractos u otros aromas a la mezcla de trufas. Los extractos de almendra, naranja y menta combinan bien con el chocolate. También puedes utilizar nueces, coco o caramelos triturados para conseguir una experiencia divertida y única.

      Haz que el proceso sea aún más fácil utilizando tu robot de cocina.

      Combina el chocolate y la mantequilla en el robot de cocina y pícalo hasta que los trozos sean extrafinos. A continuación, calienta la nata en el cazo como se indica y viértela sobre la mezcla de chocolate y mantequilla en el robot de cocina. Sigue batiendo hasta que quede suave y cremoso.

      Mantén frías las trufas.

      Las trufas deberían mantenerse estables a temperatura ambiente durante varias horas, pero después empezarán a ablandarse y a perder su forma. Así que es mejor conservarlas en el frigorífico hasta el momento de servirlas.

      Conclusión

      Las trufas de chocolate son un manjar delicioso y elegante que requiere poco esfuerzo de elaboración. Con unos pocos ingredientes y un poco de tiempo, puedes crear tus propias trufas de lujo. Si las guardas en el frigorífico y te pones creativo con los sabores, ¡podrás disfrutar de estas maravillosas delicias en cualquier momento!

Deja un comentario