Delicioso helado de chocolate: receta fácil y rápida para disfrutar en casa

¿Por qué hacer tu propio helado?

No hay nada como el helado casero. Es mucho mejor que el helado comprado y sabes exactamente lo que contiene. Hacer tu propio helado es fácil y puedes personalizar los sabores a tu gusto. El helado de chocolate es un clásico y el favorito de muchos, y es sencillo de hacer. En este artículo, vamos a mostrarte cómo hacer un delicioso y cremoso helado de chocolate en muy poco tiempo y con sólo unos pocos ingredientes.

  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 taza de cacao en polvo sin azúcar
  • 1/2 taza de trocitos de chocolate semidulce
  • Instrucciones

    1. En una cacerola de tamaño mediocacerola mediana combina la nata espesa, la leche y el azúcar. Bátelo todo a fuego medio y déjalo hervir a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto.
    2. En un bol mediano, bate las yemas de huevo hasta que no queden grumos. Vierte lentamente la mezcla de nata caliente en el bol, batiendo constantemente para atemperar los huevos.
    3. Vuelve a verter la mezcla en el cazo y cocina a fuego medio, removiendo constantemente, hasta que la mezcla espese y cubra el dorso de una cuchara. Ten cuidado de no dejar que hierva.
    4. Retira el cazo del fuego y bate el extracto de vainilla y el cacao en polvo hasta que estén bien mezclados. Deja que la mezcla se enfríe un poco.
    5. Vierte la mezcla en un cuenco grande y cúbrela con film transparente. Refrigérala durante 3-4 horas o hasta que esté completamente fría.
    6. Una vez fría, vierte la mezcla en una heladora y bate según las instrucciones del fabricante. Unos 5 minutos después de empezar, añade los trocitos de chocolate. Sigue batiendo hasta que el helado haya alcanzado la consistencia deseada.
    7. Pasa el helado a un recipiente hermético y congélalo durante al menos 3-4 horas antes de servirlo.

    Consejos para hacer el helado de chocolate perfecto

    • Utiliza cacao en polvo sin azúcar de alta calidad para obtener el sabor más intenso.
    • Para potenciar aún más el sabor a chocolate, añade un puñado de trocitos de chocolate o chocolate picado al helado antes de congelarlo.
    • Para obtener una consistencia cremosa y suave, asegúrate de enfriar bien la base antes de batirla en la heladora.
    • Congela el helado unas horas después de batirlo para que se endurezca y desarrolle todo su sabor.

    ¡Disfruta de tu helado de chocolate casero!

    ¡Felicidades! Has preparado un delicioso y cremoso helado de chocolate que seguro que será un éxito entre familiares y amigos. Ahora sólo te queda servir unas cuantas raciones y disfrutar de tu helado casero. Tanto si lo sirves en un cucurucho, en un cuenco de gofre o en un helado, puedes estar seguro de que todos pedirán repetir. Este helado está tan bueno que no querrás volver a las versiones compradas.

    Deja un comentario