Torta de zanahoria: receta fácil y deliciosa para sorprender en casa

Una buena receta con la que sorprender a familiares y amigos es la famosa Tarta de Zanahoria o «Torta de Zanahoria» en español. Esta tarta tiene la combinación perfecta de sabores y texturas, una miga húmeda y tierna, y es muy fácil de hacer. Además, es una forma estupenda de introducir a escondidas algunas verduras para los más quisquillosos. Si nunca has hecho una tarta de zanahoria, te ofrecemos una receta superfácil y deliciosa que te ayudará a crear un postre delicioso con el mínimo esfuerzo.

Ingredientes:

Para la tarta:
– 1 1/4 tazas (150 g) de harina para todo uso
– 1 1/2 cucharaditas de levadura en polvo
– 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
– 1/4 cucharadita de sal
– 1/4 cucharadita de nuez moscada molida
– 1/4 cucharadita de clavo molido
– 1/2 cucharadita de canela molida
– 1 taza (200 g) de azúcar
– 3/4 de taza (180 ml) de aceite vegetal
– 2 huevos grandes
– 1 cucharadita de extracto de vainilla pura
– 2 tazas (230 g) de zanahorias ralladas
– 1/2 taza (50 g) de nueces, picadas gruesas

Para el glaseado:
– 1/2 taza (115 g) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
– 1 paquete (320 g) de azúcar en polvo
– 1 cucharadita de extracto de vainilla pura
– 4 cucharadas de nata espesa
– Una pizca de sal

Instrucciones:

Precalienta el horno a 175C (350F). Forra un molde de 8 pulgadas con papel pergamino y engrásalo ligeramente con aceite vegetal.

En un cuenco mediano, bate los ingredientes secos para el pastel: la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal, la nuez moscada, el clavo y la canela. En un bol grande, bate el azúcar y el aceite vegetal hasta que se mezclen. Añade los huevos de uno en uno, batiendo después de cada adición hasta que se mezclen. Incorpora el extracto de vainilla. Añade poco a poco los ingredientes secos a los húmedos y mezcla hasta que se integren. Incorpora las zanahorias ralladas y las nueces picadas. Vierte la masa en el molde preparado y alisa la parte superior.

Hornea durante unos 35-40 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro del pastel, éste salga limpio. Deja enfriar el pastel en el molde unos 10 minutos antes de pasarlo a una rejilla para que se enfríe completamente.

Mientras se enfría el pastel, prepara el glaseado. En un bol grande, bate la mantequilla con una batidora eléctrica hasta que quede suave. Añade poco a poco 1/2 del azúcar en polvo, 1 cucharada de nata espesa, el extracto de vainilla y una pizca de sal. Bate hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados. Añade el resto del azúcar en polvo y la nata espesa, y bate hasta que el glaseado esté ligero y esponjoso.

Una vez que la tarta se haya enfriado, extiende el glaseado uniformemente por la parte superior y los lados de la tarta. Si lo deseas, puedes decorar con más nueces picadas. Sirve y ¡buen provecho!

Consejos y variaciones:

– Para darle un toque extra de sabor, puedes añadir 1/2 taza de pasas doradas a la masa.
– Si no te gustan las nueces, sustitúyelas por otro tipo de fruto seco, como nueces pecanas o almendras.
– Guarda el resto del pastel tapado en el frigorífico hasta 3 días. La temperatura fría ayudará a que el glaseado cuaje mejor.

En conclusión:

Esta receta de tarta de zanahoria es fácil de hacer, increíblemente deliciosa y perfecta para cualquier ocasión especial. Es la forma perfecta de introducir algunas verduras en un dulce y seguro que será un éxito entre todos los que la prueben. Así que la próxima vez que busques una buena receta de postre, ¿por qué no pruebas esta increíble tarta de zanahoria?

Deja un comentario