Receta delicioso pastel de papas: ¡prepara este clásico plato en casa!

¿Quieres preparar un plato delicioso y satisfactorio para tu familia? Un clásico pastel de patata es siempre una gran elección. También conocido como pastel de pastor o pastel de casa, este plato se prepara tradicionalmente con restos de carne, salsa y puré de patatas por encima. Ahora puedes prepararlo desde cero en tu propia casa, combinando sabores sabrosos con texturas deliciosas.

En este artículo, te mostraremos una receta de pastel de patata sencilla pero sabrosa que seguro impresionará a tus invitados. Todo lo que necesitas son unos cuantos ingredientes básicos y algo de paciencia, ¡y estarás listo para disfrutar de tu pastel de patatas casero en un abrir y cerrar de ojos!

Haz el relleno

En primer lugar, tendrás que ocuparte del relleno de carne. Se puede hacer con cualquier tipo de carne (pollo, ternera, cerdo) que tengas a mano, o con la opción vegetariana de lentejas o alubias. La clave para crear un pastel de patatas de gran sabor es rehogar la proteína elegida junto con un poco de cebolla, zanahoria y ajo picados. Una vez que esté dorado, añade tus hierbas y especias favoritas (como tomillo, romero y pimentón), y luego añade unas alubias vaqueras en salsa de tomate, que añadirán un sabor robusto a tu pastel.

Mezcla todos los ingredientes en la olla, y luego deja que el relleno cueza a fuego medio durante unos 15 minutos, o hasta que todo esté completamente cocido. Pruébalo sobre la marcha para hacer los ajustes necesarios, y luego retíralo del fuego y resérvalo.

Prepara el puré de patatas

El siguiente paso es hacer el puré de patatas. En primer lugar, pela las patatas y córtalas en trozos grandes. Ponlas en una olla mediana o grande y cúbrelas con agua fría. Lleva la olla a ebullición, luego reduce el fuego a fuego lento y cuece las patatas durante unos 15-20 minutos, o hasta que estén tiernas. Escurre las patatas y vuélvelas a poner en la olla.

Añade la mantequilla, la leche, la sal y la pimienta a las patatas y, con un pasapurés manual o una batidora eléctrica, tritúralas hasta que queden suaves. Asegúrate de que queden esponjosas y ligeras; quieres poder extender las patatas fácilmente sobre el relleno de la tarta. Cuando el puré de patatas esté listo, puedes apartarlo y pasar al siguiente paso.

Montar y hornear la tarta

Ahora que el relleno proteico y el puré de patatas están hechos, sólo queda montar la tarta. Precalienta el horno a 350°F y forra una fuente de horno con un poco de mantequilla o aceite.

Vierte el relleno en la fuente de horno y luego esparce el puré de patatas por encima, utilizando un tenedor para crear un patrón decorativo si lo deseas. Espolvorea un poco de queso rallado por encima de la tarta y métela en el horno. Hornea la tarta unos 30 minutos, o hasta que el queso esté dorado y burbujeante.

Sirve y disfruta

Una vez que hayas sacado la tarta de patata del horno, déjala enfriar unos minutos antes de servirla. Sirve el pastel con una ensalada verde fresca o unas verduras al vapor para una comida completa. También puedes guardar las sobras en el frigorífico y recalentarlas en el microondas para una comida rápida y deliciosa: ¡sabrá tan bien como la primera vez! Disfruta de tu pastel de patatas casero y deléitate con los elogios de tu familia y amigos.

Así que ahí la tienes: una receta sencilla pero sabrosa del clásico pastel de patatas que puedes preparar fácilmente en la comodidad de tu casa. Es una forma estupenda de aprovechar las sobras de carne o verduras, y seguro que se convierte en el plato favorito de la familia. Así que, ¿por qué no te pones a cocinar y disfrutas esta noche de una deliciosa comida reconfortante?

Deja un comentario