Delicioso pastel de carne: receta fácil y sabrosa para toda la familia

¿Buscas una comida deliciosa y sustanciosa que guste a toda la familia? Entonces no busques más: esta deliciosa receta de pastel de carne. La masa hojaldrada y dorada envuelve una sabrosa mezcla de carne de vacuno sazonada, cebollas y sabrosas hierbas.

Los pasteles de carne son una comida reconfortante clásica que se disfruta en todo el mundo. Conocidos con distintos nombres según el país, como tourtiere en Canadá, kibbeh en Oriente Medio y pastel de carne en Latinoamérica, los pasteles de carne son una comida versátil que puede adaptarse a los gustos de cualquier familia.

Esta receta de pastel de carne en concreto es sencilla y fácil de hacer, por lo que es perfecta para las ajetreadas noches entre semana. Hazla con antelación y guárdala en el frigorífico hasta que vayas a hornearla, o congélala para usarla más tarde. Sírvelo con una ensalada, puré de patatas o cualquier otro acompañamiento que te guste.

Ingredientes

Los ingredientes de esta receta de pastel de carne son fáciles de encontrar y probablemente ya los tengas en la despensa. Necesitarás

  • 1 libra de carne picada de ternera o cerdo
  • 1 cebolla grande, finamente picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • Sal y pimienta al gusto

  • 1 paquete de hojaldre congelado, descongelado
  • 1 huevo, ligeramente batido

Instrucciones

Esta receta de pastel de carne no puede ser más fácil de hacer. Sólo tienes que seguir estas instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 400 grados F.
  2. En una sartén grande, cocina la carne picada de ternera o cerdo, la cebolla y el ajo a fuego medio hasta que la carne esté dorada y la cebolla esté blanda y transparente. Escurre el exceso de grasa de la sartén.
  3. Incorpora el comino, el orégano, la sal y la pimienta y cocina durante 2 ó 3 minutos, o hasta que la mezcla esté bien mezclada y caliente.
  4. Desenrolla la masa de hojaldre en un cuadrado grande y córtala por la mitad para formar dos rectángulos largos.
  5. Coloca la mitad de la mezcla de carne en el centro de uno de los rectángulos y dobla la masa por encima para envolver el relleno. Dobla los bordes de la masa con un tenedor para sellarlos.
  6. Repite la operación con el resto de la masa y la mezcla de carne.
  7. Coloca las empanadillas de carne en una bandeja de horno engrasada y pincélalas con el huevo batido.
  8. Hornea de 20 a 25 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el relleno caliente y burbujeante. Sirve caliente y ¡buen provecho!
    1. Variaciones

      Esta receta lleva carne picada de ternera o cerdo, pero puedes cambiar fácilmente los ingredientes para adaptarlos a los gustos de tu familia. Prueba a utilizar carne picada de pavo o pollo en lugar de la de ternera o cerdo, o añade verduras picadas, como pimientos, zanahorias o calabacín, para darle más sabor y nutrientes.

      Consejos

      Para darle un toque especial, prueba a untar los pasteles de carne con mantequilla derretida y espolvorearlos con semillas de sésamo o de amapola antes de hornearlos. Esto dará a la masa un delicioso sabor a frutos secos y un bonito color dorado.

      Al extender el hojaldre, asegúrate de utilizar una superficie enharinada y un rodillo. Esto ayudará a que el hojaldre se mantenga húmedo y flexible, lo que facilitará el trabajo y evitará que se agriete o se rompa.

      Si te sobra, guarda los pasteles de carne en un recipiente hermético en el frigorífico hasta 3 días. Para volver a calentarlas, sólo tienes que meterlas en el horno a 350 grados F durante 10 ó 15 minutos, o hasta que estén bien calientes.

      En conclusión

      Esta receta de empanada de carne es sencilla, fácil y deliciosa, lo que la convierte en la comida perfecta para las ajetreadas noches entre semana o las acogedoras cenas con la familia. Siéntete libre de experimentar con distintos ingredientes y aderezos para crear un pastel de carne personalizado que guste a todos. Buen provecho

Deja un comentario