Receta fácil de galletas de chocolate Thermomix: ¡Deliciosas cookies caseras!

Hay un par de razones por las que una receta Thermomix es siempre una gran idea. En primer lugar, escala instantáneamente cualquier receta y la adapta a las raciones perfectas. Además, una Thermomix te ahorrará tiempo y energía, batiendo, amasando y horneando ella sola. Además, la máquina es increíblemente fácil de limpiar: un lavado rápido y listo.

Ingredientes

Necesitarás unos 150 gramos de harina común, un huevo, una barra de mantequilla, una pizca de bicarbonato, una pizca de sal, 130 gramos de pepitas de chocolate (si no te gustan, siempre puedes utilizar nueces picadas o cualquier otro ingrediente que te guste).

Instrucciones

Comienza precalentando el horno a 180ºC. Pon la harina, el bicarbonato, la sal, el huevo y la barra de mantequilla en tu Thermomix. Empieza a velocidad 1 y sube gradualmente a 4-5 durante un minuto hasta que la mezcla forme una masa blanda. Si la masa está demasiado pegajosa, añade un poco de harina poco a poco mientras sigues mezclando.

Una vez que la masa esté hecha, echa las pepitas de chocolate y sigue mezclando a velocidad 4 durante unos segundos hasta que las pepitas estén bien mezcladas.

Ahora, cubre una bandeja para hornear con papel pergamino y empieza a distribuir la masa en pequeñas porciones. Puedes utilizar una cuchara, un sacabolas o las manos. Es importante que seas suave y que las porciones sean relativamente pequeñas para que las galletas queden redondas.

Hornea durante unos 8-10 minutos o hasta que las galletas estén doradas. Recuerda que el tiempo de cocción puede variar según tu horno, así que mantente cerca y compruébalas a menudo.

En cuanto salgan del horno, deja reposar las galletas un par de minutos antes de pasarlas a una rejilla para que se enfríen por completo. Esto garantizará que el exterior esté perfectamente crujiente y el centro masticable.

¡Disfruta de tus galletas!

Sí, eso es todo. Esa es la receta fácil de galletas con pepitas de chocolate para Thermomix que hará que tu cocina huela a galletas recién horneadas en un santiamén. Acuérdate de invitar a los amigos, ya que nadie puede resistirse cuando sale del horno una hornada de deliciosas galletas recién hechas.

Y como siempre, no dudes en experimentar con esta receta, cambiando los ingredientes o añadiendo otros. ¡Feliz horneado!

Deja un comentario