Receta de pasta frola: paso a paso para preparar este delicioso postre tradicional

¿Has oído hablar alguna vez de la pasta frola? Este delicioso postre tradicional argentino es una pasta sencilla pero sabrosa, perfecta para cualquier ocasión. Si estás buscando una forma fácil y deliciosa de satisfacer tu apetito por lo dulce, has llegado al lugar adecuado.

En este artículo, vamos a echar un vistazo a la mejor receta de pasta frola, incluyendo los ingredientes, las instrucciones e incluso algunos consejos para asegurarnos de que tu postre salga tan bueno como los que se sirven en los hogares argentinos.

¿Qué es la Pasta Frola?

La Pasta Frola es un popular postre argentino que consiste en una masa dulce rellena de mermelada. La masa suele estar hecha de una mezcla de harina, azúcar y mantequilla o manteca de cerdo, mientras que el relleno suele ser una mermelada de frutas, como fresa, melocotón o membrillo. El postre se cuece en el horno hasta que la corteza esté dorada y la mermelada burbujeante y pegajosa.

Muchos argentinos disfrutan de la pasta frola tanto entre semana como en las fiestas. No sólo es deliciosa, sino también increíblemente versátil. Puedes utilizar casi cualquier tipo de mermelada como relleno, e incluso puedes experimentar con distintos tipos de cortezas para crear una versión única y sabrosa del postre.

Ingredientes de la pasta frola

Los ingredientes para hacer la pasta frola son increíblemente sencillos y fáciles de encontrar, lo que la convierte en el postre perfecto para preparar con prisas o cuando andas escaso de provisiones. Para hacer la masa de hojaldre, necesitarás lo siguiente:

  • 2 tazas de harina común
  • ¼ de taza de azúcar
  • ½ taza de mantequilla, fría y cortada en dados
  • 1 huevo, ligeramente batido
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2-3 cucharadas de agua fría, si es necesario
    • Para el relleno de mermelada, necesitarás:

      • 1 taza de tu mermelada favorita

      Instrucciones paso a paso para hacer pasta frola

      Hacer pasta frola es increíblemente fácil y sencillo. Para empezar, precalienta el horno a 350°F y engrasa ligeramente un molde para tartas de 9 pulgadas.

      Ahora, en un bol grande, mezcla la harina y el azúcar. Utiliza un cortapastas o los dedos para cortar la mantequilla hasta que la mezcla quede como migas gruesas. Añade el huevo y el extracto de vainilla y remueve suavemente hasta que la masa se integre.

      Si la masa está demasiado seca, añade una cucharada de agua cada vez, removiendo hasta que la masa esté ligeramente pegajosa.

      Divide la masa por la mitad y extiende una mitad para que quepa en el fondo del molde. Extiende la mermelada sobre la masa y, a continuación, extiende la otra mitad de la masa y colócala sobre la mermelada.

      Recorta el exceso de masa alrededor de los bordes y dobla los bordes para sellar las dos piezas de masa. Haz unas aberturas en la parte superior de la masa para que salga el vapor y mete la tartera en el horno.

      Hornea durante 30-40 minutos, o hasta que la masa esté dorada y la mermelada burbujee. Deja que se enfríe un poco antes de servir.

      Consejos para hacer la pasta frola perfecta

      Aquí tienes algunos consejos para ayudarte a hacer la pasta frola perfecta:

      – Utiliza tu mermelada favorita: Puedes utilizar casi cualquier tipo de mermelada como relleno para la pasta frola. Experimenta con distintos sabores para encontrar tu combinación perfecta.
      – Utiliza mantequilla sin sal: Si utilizas mantequilla en lugar de manteca de cerdo, asegúrate de utilizar mantequilla sin sal para ayudar a equilibrar el dulzor del relleno.
      – Extiende la masa uniformemente: Cuando extiendas la masa, asegúrate de hacerlo uniformemente para que la pasta se hornee por igual.
      – Vigila el horno: Dependiendo de tu horno, la pasta frola puede necesitar más o menos tiempo de cocción. Vigila el horno y comprueba el punto de cocción con regularidad para evitar que se pase.

      Esperamos que te haya gustado esta deliciosa receta de pasta frola. Es un postre increíblemente simple pero sabroso, perfecto para cualquier ocasión. ¡Pruébalo y cuéntanos qué tal te ha salido!

Deja un comentario