Deliciosas trufas receta: aprende a prepararlas en casa

Una forma estupenda de levantar el ánimo y mimarte de vez en cuando es preparar trufas de chocolate. Puede que no todo el mundo esté familiarizado con el término, pero la recompensa que estos dulces caseros ofrecen al paladar no se puede expresar lo suficiente. Las trufas son pequeños dulces redondos hechos de chocolate, nata y algunos ingredientes adicionales para darles sabor, forma y textura, y se pueden comer durante todo el año. Si eres un adicto al chocolate y buscas un capricho tentador, te sugerimos que aprendas a preparar deliciosas trufas en casa.

Breve historia de las trufas

Las trufas de chocolate se inventaron en Francia alrededor del siglo XIV por un pastelero francés llamado Louis Dufour. Primero elaboró estos deliciosos bombones con una ganache, una mezcla de nata, chocolate y otros aditivos para el centro. Luego se enrollaban en cacao en polvo, nueces o azúcar y se les daba una forma parecida a la seta de la trufa negra, de donde surgió el nombre de trufas.

Receta paso a paso para hacer trufas

Necesitarás un poco de chocolate, nata espesa, sabores adicionales aparte si lo deseas, y cualquier cobertura o salsa que te apetezca. Se recomienda utilizar chocolate de primera calidad y nata espesa como ingredientes principales, y evitar las pepitas de chocolate, ya que suelen contener conservantes que pueden arruinar el sabor. El aderezo que elijas puede ser cualquier cosa, desde cacao en polvo hasta distintos tipos de frutos secos, pasando por virutas o incluso pan de oro.

Paso 1: Preparar la ganache

En una cacerola, calienta la nata espesa hasta que esté casi hirviendo, repite suavemente para evitar que hierva. Retírala del fuego y añade el chocolate troceado. Puedes utilizar chocolate negro, con leche o blanco por separado o combinado. Fúndelo, remueve y deja que se enfríe un poco antes de añadir los aromatizantes que prefieras, como vainilla, licor, café, ralladura de fruta, etc.

Paso 2: Dar forma y bañar las trufas

Una vez que el ganache se haya enfriado a una temperatura maleable, puedes empezar a crear la forma y los moldes para las trufas. Con una cuchara o un sacabolas, extrae el ganache en pequeñas porciones y dales forma redonda. Otra opción es poner el ganache en una bolsa con cierre y hacer un pequeño agujero en una de las esquinas. De este modo, podrás darle distintas formas fácilmente con una manga pastelera.

Después de crear las formas, sumerge las trufas en la cobertura que prefieras. Puede ser cualquier cosa, desde cacao en polvo a distintos tipos de frutos secos, pasando por virutas o incluso pan de oro para darle un toque de elegancia.

Guardar y servir las trufas

Una vez preparadas las sabrosas trufas, es importante guardarlas bien para que conserven todo su sabor. Puedes guardar las trufas en un recipiente hermético en el frigorífico durante unas dos semanas. Sírvelas a temperatura ambiente y disfrútalas. Las trufas también son un bonito regalo casero para compartir con amigos y familiares

Pensamientos finales

Hacer deliciosas trufas de chocolate en casa no es tan difícil como parece. Son la forma perfecta de darse un capricho con lujosos dulces caseros. También son un magnífico regalo comestible para tus seres queridos. Ya sea para una ocasión especial o como un pequeño capricho para ti mismo, estas trufas seguro que son un éxito entre todos los que las prueben. Prueba nuestra deliciosa receta de trufas en casa y disfruta de un lujoso capricho con sus tentadores y deliciosos sabores.

Deja un comentario