Deliciosos postres sin grasas ni azúcar: recetas saludables para disfrutar sin remordimientos

A todos nos apetece un dulce de vez en cuando, y puede ser difícil encontrar un postre que sea delicioso y saludable a la vez. Muchos postres tradicionales están cargados de azúcares y grasas poco saludables, por lo que es difícil disfrutar de un capricho sin sentirse culpable. Pero hay una serie de postres sabrosos y sanos que no contienen azúcar ni grasas, para que puedas satisfacer tus antojos sin perder de vista tus objetivos de salud. Aquí tienes cinco deliciosas recetas sin azúcar ni grasa que te ayudarán a aprovechar al máximo tus caprichos dulces.

Avena con manzana y canela sin azúcar

Este postre ligero y aireado es perfecto para cualquier antojo dulce. El dulzor natural de la manzana y la canela se unen para crear un sabor reconfortante y fácil de disfrutar. Simplemente clis en un bol grande y añade una manzana troceada, junto con canela al gusto. Añade una cucharada de yogur griego para una textura más cremosa. Disfrútalo templado o frío para obtener un postre deliciosamente satisfactorio.

Pudin de Papaya y Avena Efecto Adelgazante

Este pudin efecto adelgazante es una gran opción para un postre sano y ligero. Sólo tienes que combinar 1 taza de copos de avena, 3 tazas de leche descremada, 1 taza de papaya troceada, 3 cucharadas de nuez moscada molida y un poco de miel a tu gusto. Bate todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea y viértela en copas de postre. Déjalo reposar en el frigorífico durante al menos horas antes de servirlo.

Tarta de naranja y chocolate sin huevo y sin azúcar

Esta tarta sin huevo y sin azúcar rebosa del delicioso sabor de la naranja y el chocolate. Empieza precalentando el horno a 350°F y luego engrasa y espolvorea con harina el interior de un molde de 13×9 pulgadas. En un bol grande, mezcla 1 1/2 tazas de harina integral, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 1 1/2 cucharaditas de ralladura de naranja, 3/4 de cucharadita de extracto de vainilla y una pizca de sal. En otro bol, mezcla 1 1/2 tazas de salsa de manzana sin azúcar, 1/2 taza de zumo de naranja natural y 1/3 de taza de cacao en polvo. Añade los ingredientes húmedos a los secos y mézclalos bien. A continuación, vierte la masa en el molde preparado y hornea durante 30 minutos, o hasta que al insertar un palillo éste salga limpio.

Compota de bayas ligeramente horneada

Esta compota de bayas ligeramente horneada con un toque de limón es una estupenda alternativa más ligera a las conservas tradicionales. Sólo tienes que combinar 1 taza de bayas variadas, 1/3 de taza de zumo de limón recién exprimido y una cucharadita de ralladura de limón fresco en una olla grande. Añade 5 cucharadas de edulcorante sin azúcar y llévalo a ebullición a fuego medio. Una vez hirviendo, baja el fuego y cuece a fuego lento durante 10 minutos, o hasta que las bayas estén blandas y el líquido se haya espesado ligeramente. Sírvelo caliente o déjalo enfriar antes de guardarlo en el frigorífico hasta 2 semanas.

Sorbete bajo en grasas de plátano y fresas

Este sorbete bajo en grasas de plátano y fresas es una opción estupenda para refrescarse en un caluroso día de verano. Sólo tienes que combinar 2 plátanos maduros y 1 taza de fresas congeladas en una batidora. Añade 1 taza de leche de coco descremada sin azúcar y bate hasta obtener una mezcla homogénea. Vierte la mezcla en un plato llano y mételo en el congelador durante al menos horas. Una vez congelada, sácala del congelador y déjala reposar 5 minutos a temperatura ambiente antes de servirla en un cuenco y disfrutarla.

La próxima vez que tengas antojo de algo dulce, prueba uno de estos postres fáciles y saludables. Sin grasas ni azúcares añadidos, puedes disfrutar de estas delicias sin preocuparte por tu salud o tu peso. Así que anímate y date un capricho, ¡te lo mereces!

Deja un comentario