Receta fácil de tarta de queso sin horno: ¡deliciosa y rápida!

¿Quieres preparar un postre delicioso de forma rápida y sencilla? Tenemos la mejor receta para ti. Este cheesecake sin hornear está listo en un santiamén y sólo requiere unos pocos ingredientes. Es un clásico para los amantes de los postres y se puede preparar con diferentes coberturas y sabores. Esta receta es perfecta para quienes no les gusta pasar mucho tiempo en la cocina, pero siempre quieren comer algo rico y perfecto.

Ingredientes

Para la corteza:
– 1 ½ tazas de migas de galleta graham
– 1 barrita (1/2 taza) de mantequilla sin sal, derretida

Para el relleno:
– 2 bloques de 8 onzas de queso crema, a temperatura ambiente
– 1 lata de 14 onzas de leche condensada azucarada
– 2 cucharaditas de extracto puro de vainilla

Para la cobertura:
– 1 taza de tu fruta favorita (fresas, arándanos, frambuesas, etc.).)

Instrucciones

1. En un bol grande, mezcla la gravilla y el azúcar. En un bol grande, mezcla las migas de galleta graham y la mantequilla derretida. Presiona la mezcla en el fondo de un molde desmontable de 9 pulgadas. Refrigéralo mientras preparas el relleno.

2. En un bol mediano, mezcla el queso crema, la leche condensada azucarada y el extracto de vainilla. Bate con una batidora eléctrica manual a velocidad media hasta que quede suave y cremoso.

3. Vierte el relleno sobre la corteza de galletas Graham y alisa la parte superior con una espátula. Refrigera durante al menos 4 horas o toda la noche.

4. Antes de servir, saca la tarta de queso del molde desmontable y colócala en una fuente. Cubre con la fruta que prefieras.

5. Corta y sirve. ¡Que aproveche!

Consejos y variaciones

Puedes añadir otros sabores al relleno, como zumo de limón, piña, chocolate o caramelo.

Si no tienes un molde desmontable, puedes utilizar un molde para tartas normal.

Para una versión más sana, puedes utilizar queso crema bajo en grasa y sustituir la leche condensada azucarada por una lata de 14 onzas de leche evaporada y ½ taza de azúcar granulado.

Conclusión

Este pastel de queso sin hornear es una opción estupenda para un postre rápido y fácil. Es delicioso, cremoso y perfecto para disfrutar con tu familia o amigos. Puedes añadir distintos sabores y aderezos para hacerlo aún mejor. ¡Prueba esta receta y dinos qué te parece!

Deja un comentario