Receta fácil de pastel de tres leches: ¡Delicioso postre para disfrutar en casa!

¿Te apetece algo *dulce* y ligero para un postre rápido? Un *pastel de tres leches* es fácilmente una de tus mejores apuestas. Es un postre mexicano clásico y tradicional, y muchos nos enamoramos de él al primer bocado. El nombre «tres leches» significa literalmente «tres leches», y se refiere a los tres tipos distintos de leche que se utilizan en el pastel. Este delicioso postre es esponjoso y húmedo, y tiene un sabor celestial. Te sorprenderá cómo algo tan delicioso puede ser tan sencillo de hacer.

No hay nada como preparar tus propios postres en casa. Parece que los hace un poquito más dulces. Así que coge tus *boles para mezclar* y tus *espátulas*, porque seguro que esta receta fácil se convertirá en una nueva favorita en tu casa.

Ingredientes

La receta de tarta de tres leches no lleva muchos ingredientes, pero créenos, es todo lo que necesitas.

  • 1 taza de harina común
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 3/4 tazas de azúcar granulada
  • 1/4 taza de mantequilla sin sal, derretida (más una cantidad extra para engrasar el molde)
  • 5 huevos grandes, separados
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 lata (14 onzas) de leche condensada azucarada
  • 1 lata (12 onzas) de leche evaporada evaporada
  • 1 taza y media de leche entera
  • Canela en polvo para decorar

Precalienta el horno a 350°F. Engrasa ligeramente con mantequilla un molde para hornear de 8×8 pulgadas.

En un bol mediano, tamiza la harina y la levadura en polvo. Reservar.

En otro bol mediano, bate las claras de huevo con una batidora eléctrica a punto de nieve. Reservar.

Con una batidora eléctrica, bate las yemas de huevo y el azúcar granulado hasta que la mezcla esté ligera y esponjosa. Añade la mantequilla y el extracto de vainilla y bate hasta que estén bien mezclados.

Con la batidora eléctrica aún a velocidad baja, añade gradualmente la mezcla de harina, batiendo hasta que esté bien mezclada. A continuación, incorpora las claras de huevo batidas con una espátula. Vierte la masa en el molde preparado.

Hornea durante 20-25 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro del pastel, éste salga limpio.

Retira el pastel del horno y déjalo enfriar completamente.

Una vez frío, haz agujeros por toda la superficie del pastel con un tenedor o un palillo.

En un vaso medidor de líquidos, bate la leche condensada, la leche evaporada y la leche entera.

Vierte la mezcla de leche lentamente sobre el pastel, asegurándote de llenar los huecos. Cubre el pastel y refrigéralo toda la noche.

Espolvorea con canela en polvo antes de servir.

Consejos para hacer la tarta Tres Leches

– La tarta tarda en cuajar, así que es mejor hacerla el día antes de servirla.

– Utiliza bordes perfectamente rectos para cortar el pastel después de refrigerarlo. Así evitarás que el líquido se filtre.
– Para darle un toque especial, puedes añadir algunas de tus frutas favoritas por encima del pastel antes de servirlo. Las fresas, el mango y el kiwi forman una combinación deliciosa.

Conclusión

Esperamos que esta receta de tarta de tres leches aporte un poco de dulzura a tu día. Es sencilla de hacer, súper húmeda e increíblemente deliciosa. Es una receta de postre estupenda si quieres algo especial para disfrutar con tu familia en la comodidad de tu hogar. Evita la larga preparación y sigue simplemente los pocos pasos para hornear una deliciosa tarta tres leches. Disfruta de tu dulce manjar, ¡y diviértete!

Deja un comentario