Todo sobre el bono BOM: qué es cómo funciona y cómo obtenerlo

Brasil se ha convertido en un destino cada vez más popular para los inversores que buscan diversificar su cartera. La economía del país ha prosperado y ofrece atractivas oportunidades de inversión. Una opción popular para los inversores que quieren aprovechar el crecimiento del país es el bono BOM.

BOM significa «Bono del Oferente Municipal», en portugués, o «Bônus Offerer Municipal» para abreviar. El bono BOM es un tipo de título de renta fija que emiten los municipios brasileños con el fin de reunir capital para diversos proyectos. Es una forma estupenda de que los inversores participen en el desarrollo local y, al mismo tiempo, obtengan un rendimiento constante de su inversión.

¿Qué son los bonos BOM?

Los bonos BOM suelen emitirse con vencimientos que oscilan entre uno y quince años. Suelen estar vinculados a un tipo de interés fijo o variable, y pueden venderse a inversores en los mercados primario o secundario. Los bonos BOM son conocidos por su seguridad y estabilidad, y están asegurados por el gobierno brasileño en el improbable caso de que el municipio emisor incurra en impago.

Los pagos de intereses de los bonos BOM suelen ser anuales, aunque algunos emisores pagan trimestral o semestralmente. Estos pagos suelen realizarse el mismo día del año, lo que facilita a los inversores la planificación y el presupuesto. Además, los bonos BOM a menudo pueden rescatarse antes de su vencimiento, dando a los inversores la flexibilidad de retirar su inversión si lo necesitan.

¿Cómo funcionan los bonos BOM?

Cuando un municipio brasileño emite un bono BOM, normalmente lo vende a inversores en el mercado primario. El municipio utiliza los ingresos de la venta de bonos para proyectos como la mejora de las infraestructuras, la educación y la sanidad. A continuación, los bonos suelen negociarse en un mercado secundario, lo que permite a los inversores comprarlos y venderlos antes de su vencimiento.

El rendimiento de un bono BOM procede del pago de intereses al tenedor del bono. Estos intereses suelen ser fijos y se pagan a intervalos regulares durante la vigencia del bono. En caso de impago del municipio emisor, el tenedor del bono recuperará el capital invertido, junto con los intereses no pagados. Esta característica hace que los bonos BOM sean una inversión relativamente segura.

Cómo obtener bonos BOM

Los inversores que deseen obtener bonos BOM suelen tener dos opciones principales: pueden comprar los bonos directamente al municipio emisor, o pueden comprarlos a un agente de valores que tenga un inventario de bonos a la venta. En cualquier caso, el inversor debe tener una cuenta de corretaje brasileña para comprar y mantener bonos del BOM.

Para informarse sobre los bonos del BOM disponibles, el inversor puede consultar las ofertas de bonos realizadas por varios municipios. Normalmente se publican en el sitio web oficial del municipio, así como en los sitios web de los principales agentes de valores. Además, un inversor puede utilizar un servicio de fijación de precios de bonos para obtener información sobre el precio y el rendimiento actuales de un bono BOM.

Las ventajas de invertir en bonos BOM

Invertir en bonos BOM ofrece varias ventajas. Por un lado, los bonos BOM se consideran relativamente seguros gracias al respaldo del gobierno brasileño. Además, el tipo de interés fijo o variable asociado a los bonos del BOM puede ofrecer, por lo general, un mejor rendimiento que otros tipos de inversiones de renta fija.

Otra ventaja de invertir en bonos del BOM es el potencial de revalorización del capital. Esto ocurre cuando el valor de mercado de un bono aumenta al bajar los tipos de interés o al mejorar el riesgo crediticio del municipio emisor. Por ejemplo, si un inversor compra un bono BOM con un valor nominal de 1.000 $ y el valor de mercado del bono aumenta a 1.100 $, el inversor habrá obtenido un beneficio de 100 $ cuando venda el bono.

Conclusión

El bono BOM es una opción atractiva para los inversores que quieran participar en el crecimiento de Brasil y, al mismo tiempo, obtener un rendimiento constante de su inversión. Los bonos BOM están respaldados por el gobierno brasileño, lo que los convierte en una inversión relativamente segura. Además, los tipos de interés fijos o variables asociados a los bonos BOM pueden ofrecer un rendimiento mejor que otros tipos de inversiones de renta fija.

Los inversores pueden comprar bonos BOM directamente al municipio emisor o a un agente de valores que tenga un inventario de bonos a la venta. Para informarse sobre los bonos BOM disponibles, un inversor puede consultar las ofertas de bonos realizadas por varios municipios, o utilizar un servicio de fijación de precios de bonos para obtener información sobre el precio y el rendimiento actuales de un bono BOM. En general, el bono BOM es una forma estupenda de que los inversores se aprovechen del crecimiento de Brasil mientras disfrutan de un rendimiento constante de su inversión.

Deja un comentario